Ir a contenido
7 rutinas diarias para cuidar el medio ambiente

7 rutinas diarias para cuidar el medio ambiente

Cuidar el medio ambiente es algo que nos debería preocupar a todos, algo por lo que todos deberíamos esforzarnos día a día. Aunque pueda parecer que una simple persona no puede hacer nada, muchas sí lo pueden lograr, y para eso debe empezar una. Adquirir hábitos que sean sostenibles ayudará a dejar un planeta en mejores condiciones a los que vengan después.

El compromiso con el medio ambiente es clave para poder protegerlo adecuadamente y que no siga yendo a peor cada día, tal y como está sucediendo últimamente.

Pautas para cuidar el medio ambiente.

Aislamiento: Lograr un buen aislamiento es indispensable ya que así no necesitaremos utilizar de más la calefacción o el aire acondicionado. Busca corrientes de aire para comprobar si hay ventanas o puertas que no cierran bien, y solucionarlo cuanto antes.

Ventilación: abre las ventanas 5-10 minutos por la mañana para ventilar y después ciérralas para que la casa mantenga la temperatura. Puedes utilizar una persiana o toldo si hace mucho calor para que no afecte tanto.

Electrodomésticos: otro paso para cuidar el medio ambiente lo puedes dar eligiendo electrodomésticos con eficiencia energética A o superior, actualmente puedes encontrarlos hasta A+++. Son más caros pero a la larga merece la pena ya que consumen menos. En el caso del refrigerador, procura abrir la puerta poco tiempo y cierra rápido para que no se pierda el frío. Para lavavajillas o lavadora debes esperar siempre a que estén llenos para no gastar energía o agua innecesariamente.

Iluminación: intenta aprovechar al máximo la iluminación natural y, para cuando no es posible, utiliza bombillas blancas y de bajo consumo. La luz natural se potenciará más si la casa está pintada en colores claros.

Envases: a la hora de ir a hacer la compra, opta siempre por productos que tengan el menor embalaje o envase posible, descartando siempre el plástico ya que es lo que más contamina. Lo ideal es que el producto venga al natural, o en papel. Puedes llevarte un recipiente y comprar a granel.

Transporte: evita utilizar medios de transporte, especialmente coche o moto que son los que más contaminación generan. Lo ideal es desplazarse caminando o en bicicleta. El transporte público es otra alternativa más ecológica que el tuyo propio.

Plástico: descarta el plástico en todo lo que puedas, y ten en cuenta que una simple bolsa de plástico tarda al menos 150 años en descomponerse. El vidrio o el papel, las mejores alternativas.

 

Enlace directo aquí 

 

Artículo anterior Con bolsas plásticas, estudiante fabrica ladrillos amigables con el medio ambiente
Artículo siguiente Calentamiento global provocaría 80 millones de empleos perdidos